dimecres, 22 d’abril de 2015

109 CITIZEN KANE vs THE WOLF OF WALL STREET

Estamos en el centenario Orson Welles, así que un homenaje nos va perfecto. En el inicio de su filmografía y punto y aparte del la historia del cine con Citizen Kane (1941), Welles ya nos hablaba del poder, de su representación y de los despojos que este deja a su paso. En esta secuencia de baile, tenemos a Kane en la cúspide de su poder periodístico, con sus trabajadores domesticados y ejerciendo de "padre" protector. El poder en su máxima expresión. 
Muchas veces, pensando en Welles, me viene a la mente otro director que ha representado al poder, a esos hombres que lo han ejercido y que finalmente han caído desde lo alto: Martin Scorsese. En esta otra secuencia de "The wolf of Wall Street" Leonardo Di Caprio ejerce de Kane contemporaneizado, dando pan y circo ($$$) a las fieras de su oficina. En las dos secuencias la oficina como pista de baile, los trabajadores como comparsas de la danza, los dos gurús centralizan la escena, dirigen el baile. Un despelote


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada