dissabte, 30 d’abril de 2011

61. EL BOMBERO ATÓMICO

Un regalo de Marxe para todos. Volvemos a las secuencias de baile en lugares públicos. Es en estas secuencias donde el racord de miradas ejerce el efecto bisagra que tanto incide en la continuidad narrativa y en el traspaso de emociones al espectador. Es también en esos racords donde se construye ese espacio escénico virtual que tanto ha trabajado la estructura narrativa institucionalizada. Dos momentos de cruces de miradas. El primero en el que entra en juego la seducción entre Cantinflas y la chica y el segundo en el que son los celos los que quedan expuestos. Recuerda claramente a la secuencia de Riso amaro de Giuseppe de Santis. "¿No sabe usted que esa mujer es mía?" - le dice el gangster. "No parece, porque está muy desmandada" dice Cantinflas. Esta secuencia antológica es de la película "El bombero atómico" (1950). El baile es con la canción "María Cristina"

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada